Google play store apk

El otro día, yendo en esa biblioteca por raíles que llamamos metro, me di cuenta de que el mundo asiático se había instalado poco a poco en my Google play store apk.

iba yo leyendo “tokyo blues” y, de repente, alcé los ojos del libro, miré al pasajero de enfrente (como fondo de mis pensamientos) y llegué a la conclusión de que últimamente una buena parte de lo que procesaba tenía los ojos Descargar Google Play Store.

el cine-videoclip de won kar wai (con esas cortinas rojas de terciopelo moviéndose lentamente, esos moños que coronan cuerpos de porcelana china y la música de nat king cole resonando por las esquinas en dolby sourround), el silencio con mensaje de kim ki duk (q decir de la casa flotante de “primavera, verano, otoño, invierno…y primavera), la cantante del grupo cycle (ojos achinados y agresiva como ella sola, tanto que en el último concierto al que fuí se dedicó a tirarnos botellas de agua y algunos la recibían al grito de “riégame, riégame”, emulando a carmen maura en la peli de Enlace…).

…y a la china más fashion de madrid. una buena parte de las lesbianas madrileñas pasan por su ultramarinos en un punto de la ciudad (q no diré para no convertirlo en lugar de culto y asustar a la pobre chica :-) y admiran su vestimenta cool salida de cualquier garito asiático tipo “lost in traslation”. conozco chicas que corrigen la calle por la que van solo para verla. igual ella ni se entera pero bueno…

definitivamente, de todas estas influencias, me quedo con “la china del ultramarinos”….

de entre las costumbres que mi nuevo estado me ha devuelto con más intensidad, se encuentra la de hacerlo todo sola. no es por nada sino porque siempre me ha gustado estar conmigo misma, a veces con un regusto de amargura pq pensaba q los conciertos, los bares o los cines se disfrutaban más acompañada pero las cosas que van aconteciendo en la vida me dicen que puede que no. y que es mejor cuando tu manejas la situación y no ella a ti.

hoy he estado tomando algo sola por chueca mientras leía el periódico de espaldas a la puerta del bar, o sea sin expectativa de fichar a nadie ni de que nadie me fichara a mi. yo conmigo misma y tan pichi. después de tomarme el café me he venido a casa caminando y observando (eso que tanto me gusta) la flora y la fauna urbana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy this password:

* Type or paste password here:

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>