Fundas de tela

La tradición manda que los hombres regalen a sus amadas una bandeja con una piuleta, un tronador y unas cuantas frutas envueltas en un pañuelo (mocador en valenciano, de ahí el nombre) anudado por las cuatro puntas como prueba de su amor. Incluso, si el novio así lo desea es típico también pasar las cuatro puntas del pañuelo por un anillo que también será regalado a la afortunada chica.

Estamos, pues, ante un auténtico día de los enamorados (al menos en Valencia), imponiéndose, al menos en el aspecto afectivo para muchos valencianos al, tan mercantilizado, reciente y con poca alma, San Valentín, fruto de los intereses de los grandes almacenes. Como se puede comprobar, esta es una tradición que está lejos de perderse, pues durante la semana anterior a la festividad es posible ver como todas las pastelerías se engalan tanto con la multitud de dulces que crean como con los pañuelos necesarios para Bolsas de tela.

Después de todo esto, sólo tengo que decir, que después de unos años, vuelvo a estar sin pareja en Sant Donís (corté con Miss Hyde el 17 de octubre del año pasado), y aunque tengo mucho amor para repartir (¡atención chicas!), también es verdad que me encuentro mucho mejor que hace justo un año, al menos ahora se que puedo ser feliz en el futuro, enlace.

El día de la marmota
¿Habéis visto alguna vez la película El día de la Marmota? Supongo que sí, porque la repiten mucho y es una película de culto para muchos frikies, por lo que es difícil que no conozcas a alguno de estos que de vez en cuando te suelte algún comentario relacionado con ella.

Por si acaso, os voy a contar un poco por encima el argumento de la película. En ella el protagonista (Bill Murray) se ve atrapado en el tiempo, siendo condenado a repetir continuamente el mismo día hasta que consiga hacer todo bien. El título viene porque todos los días nada mas despertarse ve en la tele la celebración del dia de la marmota. Esta fiesta es real, y se celebra todos los años en un pueblo remoto de la américa mas profunda, consistiendo en que según lo que haga la pobre marmota el invierno será mas o menos largo.

Pues bien, yo ahora mismo me siento un poco como el protagonista de la película. Me parece que estoy volviendo a revivir algo que ya sucedió. Ya os conté que en la boda del Pulpo volví a tener problemas con Miss Hyde. Pues bien, unos días después me he enterado, que ella, otra vez, está volviendo a hablar mal de mí a mis espaldas, y por supuesto que ha vuelto con la Mortadela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy this password:

* Type or paste password here:

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>