Comidas vegetarianas

“Piensa en algo erótico, piensa en algo erótico”, me decía a mí misma siguiendo el consejo que persona-a-la-que-llamé-desesperada-la-noche-anterior me había dado. Pero mi libido se estampó contra el suelo en cuanto vi a aquel ser PREHISTÓRICO, GORDINFLÓN, CALVO Y CON CARA DE MALA LECHE que pretendía pincharme.

-Siéntate.
-No, no, no, por favor, que si me siento me mareo.
-¡Otra vez! El chico de antes Comidas rapidas, cómo está la juventud…
-Bueno, cada uno tiene sus fobias…

E insistía:
-Esto lo vamos a hacer a mi manera, siéntate.
-¡Que nooo! Déjame tumbarme, por favor…
-Te puedes tumbar, pero si me agacho para pincharte, lo mismo yo luego no me puedo levantar porque estoy mal de la espalda.

¡¡¡¡¡¡!!!!!!!

 

a) Lo que me pasó por la cabeza: “¿Te crees que me importa? Prefiero mil veces que te quedes enganchado de por vida en esta mierda de cuartucho lleno de sangre que el mero hecho de que yo me maree lo más mínimo. De verdad, cómo está la sanidad para que tengan trabajando aquí a una persona que no puede ni levantarse de la silla. ¿Esto no será peligroso? Un viejo que ya chochea en contacto con agujas, sangre y personas… no sé, no sé”.

b) Lo que dije: “Ay… bueno, podemos inclin…”.

No había terminado de hablar y ya tenía la goma verde en el brazo y el algodón empapado de alcohol paseándose por mis venas. Y pum, ¡pinchazo! Visto y no visto.

http://www.nutridos.com

¿Dolor? Ninguno.
¿Mareos? Tampoco
¡Yupiii! Aquel entrañable ser (sí, lo subí de categoría) me quitó la tontería de golpe (o a golpe de jeringa) Eso sí, si alguien inventa el “premio al más borde 2007″, ya tenemos ganador:

-Oye, siento estar dándote tantos problemas, (yo es que ya le hablaba con miedo) pero ¿me puedo quedar un ratito aquí? Es que cuando me levanto es cuando me mareo…
-Pues no.

Se ve que mi madre, que vestida de enfermera impone mucho, le fulminó con la mirada, porque ipso facto añadió:
-Bueno, ven por aquí y túmbate en la camilla esa de allí.

Y en el ansiado desayuno, el reproche maternal…
-Eres demasiado simpática con la gente, ¡aunque no se lo merezcan! Tu hermana no hubiera dejado que la tocara, menuda es ella…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy this password:

* Type or paste password here:

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>